Pantalla Acústica “Flotante”

(Ciudad de Córdoba, Arg.)

Hace pocos años, se nos presentó un desafío en el Córdoba Business Tower: Tres torres de enfriamiento de dimensiones importantes, instaladas en la semi terraza del piso 14, generaban molestias tanto de ruido aéreo como de vibraciones en los pisos 14 y 15 del mismo edificio, destinados a oficinas.

El gran caudal de aire de las torres, producido por los ventiladores de 1.50 m de diámetro incidían directamente contra el muro, generando un nivel sonoro elevado dentro de los pisos 14 y 15.

Los niveles sonoros dentro de las oficinas eran molestos para el tipo de actividad a desarrollarse. También resultaban muy molestas las vibraciones dentro de ellas, debido principalmente a la presencia significativa de frecuencias medias y medias bajas en el ruido generado por los ventiladores de las torres.

Nuestro objetivo principal

Teníamos que evitar que el ruido impacte directamente contra el muro, de forma de atenuar su posterior propagación dentro del edificio.

El Lic. Juan Cruz Giménez de Paz, responsable del diseño, propuso la construcción de una pantalla acústica “flotante”, que cumpliera tanto la función de absorber y de atenuar el ruido aéreo, como así también la de disminuir las vibraciones transmitidas por el muro.

La pantalla debía contar a su vez con buena absorción, debido a la presencia de edificios colindantes.

Como puede observarse en las imágenes, los espacios libres para realizar el montaje eran muy reducidos debido a la presencia de bombas y conductos, por lo que durante la instalación se debieron resolver in situ las formas más convenientes de construir la pantalla.

El diseño

La estructura se realizó con tubos de acero estructural y se vinculó a la losa de la terraza mediante cuatro amortiguadores (antivibratorios de caucho) y se vinculó dicha estructura contra el muro, mediante elementos elásticos (antivibratorios de caucho). Con esta solución se logró que las vibraciones de la pantalla fueran absorbidas.

Debido a las frecuencias predominantes del ruido existente, la pantalla iba a tener importantes componentes de vibraciones, por lo que debía desacoplarse del muro. La pantalla se completó con chapas #16 de acero galvanizado.

Se optó por placas fonoabsorbentes FONAC PRO de 50 mm de espesor, para colocarse en primer lugar sobre el muro y una vez instaladas las chapas, se colocaron las mismas placas fonoabsorbentes en la cara vista hacia las torres de enfriamiento para disminuir reflexiones hacia los edificios vecinos.

Las dimensiones finales de la pantalla fueron de 8.00 m x 6.00 m de altura.  De esta forma se cubría la superficie de mayor incidencia del ruido directo sobre el muro.

Los resultados

Al finalizar las obras, los cambios percibidos fueron significativos. Los niveles sonoros relevados dentro de las oficinas, producidos por los ruidos de las torres de enfriamiento, quedaron por debajo del nivel de ruido de fondo y el pequeño remanente de vibraciones era prácticamente imperceptibles y no afectaba el desarrollo de manera confortable de las actividades dentro de las oficinas.

 

Ing. Alejandro Bordolini

Decibel Córdoba


Diseño Web Veintiuno Once